RECUPERAR EL EQUILIBRIO

La receta para recuperar el equilibrio en los Pirineos

Cuando los días se acortan y el sol escasea en invierno, nuestra vitalidad y nuestro estado de salud se ven afectados.
​La Pirineoterapia nos plantea algunas soluciones: «BALNEO – CRIO – SILVO»

 

Balneoterapia

Balneoterapia: bienestar a base de agua caliente
No es casualidad que los Pirineos sean el destino número uno en el sector «Bienestar» gracias a sus fórmulas «Esquí y spa», que incluyen actividades para deslizarse por la nieve y acceso libre a increíbles complejos de balneoterapia, muchos de ellos en el corazón de las estaciones. El liderazgo de los Pirineos se debe a sus fuentes de aguas termales naturales que han endulzado los grandes males de este mundo desde la época de los Romanos. La emperatriz Eugenia y el escritor Marcel Proust son algunos de los muchos personajes célebres que se convirtieron en fervientes adeptos de las aguas pirenaicas.
Los Pirineos cuentan con 16 balnearios repartidos por toda la cordillera.

7 propuestas para escapadas de Esquí y spa

Ver todos los balnearios

 

SILVOTERAPIA

Silvoterapia : bienestar por naturaleza
Para acceder a la meditación sin necesidad de sobrecargar las neuronas, hay que poner rumbo a la localidad de Ussat-les-Bains en el departamento de Ariège-Pirineos. Sofrólogo de profesión, Laurent Winsback te dará las claves para la relajación al más puro estilo natural.
En forma de minivacaciones, te iniciarás en la silvoterapia, es decir, en el arte de relajarse en contacto con la naturaleza a través de paseos sensoriales por el bosque. Una experiencia sorprendente, conocida también como «baño silvestre».
Gracias a los consejos de Laurent, aprenderás a soltarte, a relajarte y a recargar las pilas mientras caminas.
Y no solo eso, el anfitrión compartirá contigo sus trucos para reproducir estas sensaciones en casa y afrontar así mejor el ajetreo de nuestro día a día. Un método dulce, fácil y enormemente eficaz.

 

CRIOTERAPIA

Crioterapia : bienestar a través del frío
No hay que ser deportista de élite para disfrutar de los beneficios de las bajas temperaturas en el organismo. En Loudenvielle, en pleno corazón de los Altos Pirineos y a orillas de un magnífico lago, Balnéa y su complejo de baños del mundo propone una zona dedicada a esta técnica. Se trata del «pabellón criotónico», situado en el centro del espacio japonés.
El pabellón, en forma de cabina de hielo, mantiene una temperatura interior de alrededor de 8° y está equipado con sistemas de iluminación basados en la cromoterapia, que emulan el cielo estrellado, así como con ducha cuatro estaciones de gran caudal, para que cada uno disfrute de una fascinante experiencia de relajación por la acción del frío.
Anne, de 52 años y proveniente de Toulouse, se atrevió con la inmersión y nos cuenta su experiencia: «Me tenía por una persona friolera, aficionada al sol, pero una vez superada la barrera psicológica, no me arrepiento en absoluto. Sentí un verdadero alivio físico, me olvidé de las tensiones y los dolores musculares. Desaparecieron. Además, el entorno es más agradable que un centro especializado, con máquinas que alcanzan los -100°C. El espacio es más accesible, más lúdico. Es un entorno diferente.»